Tengo muy claro como desde pequeño mi mamá siempre me planteó la idea de estudiar una carrera para conseguir un buen trabajo. No existía la posibilidad de llegar a menos de eso, incluso con el paso del tiempo el tema de la maestría comenzó a volverse algo importante, ya que una carrera universitaria se convertía en algo insuficiente.

Muy seguramente no soy el único que pasó por lo que les acabo de contar, básicamente porque venimos de un momento histórico en que realmente las cosas funcionaban así. De alguna manera era facil resolver la vida logrando la universidad e ingresando tu curriculum en varias empresas, de hecho las personas lo disfrutaban y se sentían cómodas con eso.

Sin embargo con la llegada de los 80´s llegó también la generación Y, también conocida como la de los “millenials”, una generación social que se caracteriza por ser global, conectada y triunfadora. Lo de ser una generación global y conectada podemos considerarlo normal teniendo en cuenta la evolución tan agresiva que han tenido los medios de comunicación digitales, sin embargo hablar de que esta generación de personas es triunfadora implica cambios en muchos aspectos también culturales.

Dicha mentalidad triunfadora, sumanda a un entorno laboral competitivo y sin garantías algunas con respecto a un futuro seguro, a llevado a tener muchos emprendedores entre nosotros, todos buscando libertad laboral y horarios de oficina gobernados por ellos mismos.

Por eso me gustaría compartir algunas de las ventajas que todos los “millennials” tienen en el mundo de hoy y que pueden aprovechar para lograr tener su propio negocio.

1. Materia prima

El momento histórico que vivimos se recarga en una economía que depende de los recursos humanos como una de las principales materias primas. De los fierros y las fábricas nos mudamos a las personas, a los cerebros, a la capacidad de revolucionar a través de la razón y la ciencia.

2. Recursos baratos

Recargándonos en las personas para mover la economía, nos encontramos en un momento en el que emprender es barato, no requiere de grandes inversiones. Seleccionando al equipo correcto y con una buena conexión de internet podríamos tener lo necesario para iniciar un negocio que comercialice productos en todo el mundo.

3. Mundo conectado

El internet es un recurso que sin temor a equivocarme está disponible para todos “millennials” de hoy en día. Esto los convierte en una generación sin fronteras, en donde igual puedes estar negociando con un chino que con un alemán, puedes estar leyendo una investigación de reciente creación en la India, y consiguiendo proveedores en Europa.

4. Información a montones

Este mundo tan conectado, nos acorta las distancias y nos permite pensar en negocios globales, pero también en una educación global y gratuita. Hoy puedes ver charlas, talleres y conferencias de las más prestigiosas universidades del mundo a través de youtube sin costo alguno, leer los libros incluso antes de que salgan a la venta, acceder a universidades en linea o a clases específicas que sean de tu mayor interés. Parece poca cosa todo esto, sin embargo nos ayuda a dejar un suelo parejo entre todos aquellos que tengan el interés de iniciar tu propio negocio.

Se necesitan muchas cosas para emprender, pero hoy más que nunca, es una época en la que las generaciones que vienen empujando y que empiezan a tomar ciertas posiciones del rumbo del país y la IP, tienen los recursos, y los medios para hacer proyectos comerciales competitivos y con visión global.

¿Qué esperas?