(Artículo escrito para la revista Todo es Política)

Varias veces hemos comentado sobre el ecosistema de emprendimiento en la ciudad, los esfuerzos de las diferentes instituciones, así como también de las directrices que el gobierno federal está llevando a cabo para incentivar el emprendimiento en todos los rincones del país.

Cada vez es más fácil encontrar personas emprendiendo, concursos, eventos y foros sobre el tema, pareciera que ya es moda, o más bien, ya es moda. Esto no está mal, pero de vez en cuando es bueno detenerse, poner los pies en la tierra y hacerse la siguiente pregunta: ¿para qué?.

Debemos de tener cuidado, pues la línea delgada entre emprender solo por emprender, y crear negocios rentables y generadores de empleo, es muy delgada, y de sobrepasarla, podríamos caer en un derroche de recursos humanos y económicos sin resultados reales.

Nunca antes como hoy, el gobierno federal ha emprendido esfuerzos tan significativos por incentivar el emprendimiento con recursos y programas en los que está invirtiendo mucho dinero. Las universidades y cámaras de comercio entre otras organizaciones, también organizan eventos y concursos sobre el tema. Todo este dinero y esfuerzo debería verse reflejado en indicadores puntuales, económicos, de empleo y de nuevas empresas, si no, estamos perdiendo el tiempo.

La realidad de México allá afuera no es distinta a la de hace algunos años, la pobreza existe como siempre lo ha hecho, los sueldos bajos lo siguen siendo, la educación sigue dejando mucho que desear, y la desigualdad sigue y seguirá existiendo.

Debemos tener muy claro que no somos Silicon Valley, nuestro entorno es otro, las urgencias están ahí, por lo que debemos ser mucho más certeros con todos estos recursos. No veo al emprendimiento con otros objetivos que no sean los generar más y mejores empleos, pequeños empresarios auto sustentables, generando sus propios medios y mejores condiciones de vida.

Es por esto que debemos centrar los esfuerzos en mejorar la calidad de nuestros emprendedores, dotarlos de más y mejores herramientas para detectar y validar ideas de negocio, así como de habilidades de mercadeo y estrategia digital. Nunca ha sido tan fácil como hoy, vender productos y servicios por internet.

Tengamos cuidado con incentivar el desarrollo de emprendedores de tiempo libre, esos que lo hacen por la noche, cuando salen de su trabajo, lo cual no es malo, siempre y cuando este sea el estado temporal, y dejar el trabajo para generar lo propios medios sea el objetivo. Los premios no generan empleos ni empresarios auto sustentables.

Celebro todos los esfuerzos hechos hasta el momento, pero trabajemos ya en construir casos de éxito, en elevar los indicadores adecuados, generemos más y mejores empleos, resolvamos problemas reales, por los que las personas estarían dispuestas a pagar.

Ojalá que cada vez más emprendedores empiecen a hablar de empleos generados e ideas de negocio rentables, y menos de numero de startups weekends ganados, y grupos de emprendedores a los que se es miembro. Una dura afirmación, alguien tenía que hacerla.

  • Victor Bustillos Tena

    Parece que es moda por que nos gusta. Sin embargo no se puede comparar por ejemplo los 100 miembros del grupo ecosistema emprendedor chihuahua con los mas de 14,000 de “solteros de chihuahua”.

    El emprender es un reflejo de lo que pasa en la economía. Si acceder a un trabajo es mas complicado que antes y la calidad de los mismos no garantiza una jubilación digna entonces las personas vamos a buscar opciones. Una vez una tia profesora dijo “estar fuera del presupuesto es un error” y para ella le funciono. Lo malo es que el gobierno no puede garantizar tantos puestos en issste. No solo eso sino que la misma naturaleza del trabajo esta evolucionando rápidamente por lo que ya no es tan factible personas que laboren con un marco limitado establecido.

    Lo que se esta viviendo es algo que esta aun en pañales. Venimos de décadas de populismo y políticas de ayuda social. Ahora también es ayuda social pero enfocada a que las personas se ayuden a si mismas. Inclusive ahora muchos que deciden emprender se apoyan en las convocatorias del gobierno federal.

    El Instituto Nacional del Emprendedor tiene apenas un año de existir. La iniciativa Pepe y Toño o la semana nacional pyme un par de años solamente. La misma secretaria de hacienda apenas esta implementando la facturación electrónica y mecanismos que faciliten la carga fiscal a los emprendedores.

    Va a tomar tiempo. Esto apenas empieza para muchos. Y hechando a perder se aprende, Sin embargo ahora como nunca se están dando las condiciones para hacer negocios de una mejor manera. Mexico es tan valioso que aun haciendo las cosas al ahí se va ha logrado tantas cosas. Mas ahora que se sientan las bases de emprendimiento solido.

    La manera correcta es la que te funcione. No tiene nada de malo trabajar tiempo completo en tu trabajo y medio tiempo en tu fortuna. Emprender no es fácil. Se requiere perder mucho dinero, mucho tiempo que no puedes dedicar a otras cosas. Solo así avanzas. El querer emprender con esa pequeña red de “seguridad” que puede ser un trabajo esta bien. Lo que no esta bien es dejarse seducir por un sueldo o puesto que te tiene adormilado sin hacer nada mas al respecto.
    Estoy de acuerdo contigo. Solo en base a ventas logradas por solucionar problemas que la gente este dispuesta a pagar es como se hacen emprendimientos que valgan la pena. México necesita emprendedores que entiendan esto.